Consultoría

10 valores de un consultor de marketing en 22grados

"El mundo está lleno de maravillosas ideas que se quedaron en eso: ideas. El verdadero valor está en convertirlas en proyectos"

 

Ser consultor de marketing y comunicación no es tarea fácil, y es que esta profesión no solo requiere de un profundo conocimiento del sector y estar al día de las tendencias y cambios del mercado, sino también de una grandísima dosis de comprensión de las marcas, de sus modelos de negocio, sus objetivos e inquietudes. La relación consultor/a vs. marca no se entiende sin las bases de la transparencia y la confianza sobre las que juntos nos desarrollamos y avanzamos. 

En 22grados, y como ya hemos compartido en anteriores ocasiones, nuestro equipo de consultores trabaja siguiendo una metodología basada en identificar, traducir y acompañar a las marcas canarias en todo el proceso de su desarrollo. Y para ser capaces de adelantarnos a sus necesidades y construir con ellas relaciones duraderas, los consultores nos servimos también de nuestro espíritu inquieto y curioso y de otros muchos valores que creemos aportar a nuestras marcas. Como “constructores” de estas relaciones, los consultores en 22grados somos…

 

1. Conversadores 

Somos amantes de la comunicación bidireccional. Nos encanta hablar pero también escuchar. Algo tan básico como esto nos permite comprender el contexto, su entorno competitivo y las tendencias que hacen crecer a una marca. Conversar es el primer paso para identificar una idea o un proyecto.

 

2. Identificadores 

Tu marca puede crecer o acercarse, puede personalizarse o multiplicarse, puede lanzarse a nuevos territorios o conquistar nuevos mercados. Identificar esas oportunidades o soluciones es algo que nos obsesiona. 

 

3. Traductores de ideas y proyectos 

No basta con identificar una idea o un proyecto. El mundo está lleno de maravillosas ideas que se quedaron en eso: ideas. El verdadero valor está en convertirlas en proyectos y por ello nos auto consideramos expertos “bajadores” del mundo de las ideas. Los proyectos son el primer paso para la acción y la acción el paso previo a los resultados. 

 

4. Curiosos 

Somos mentes curiosas e inquietas. Nuestra curiosidad nos lleva a abrir puertas y ventanas cerradas y esa inquietud nos hace entrar en mundos llenos de oportunidades. 

 

5. Visionarios 

Más que una cualidad, lo consideramos una forma de ser.  Estamos firmemente convencidos de que podemos prever qué ocurrirá en el futuro con tu marca. 

 

6. Expertos a poco que las marcas quieran

El que se autocalifica como experto pudiera resultar prepotente para el que lo escucha y esto lo asumimos como debilidad. Pero por dedicación e implicación vamos a conocer tanto de tu marca como tu quieras contarnos. La suerte añadida es que podemos compartir nuestro “expertise” con otras marcas.  

 

7. Pesados 

Identificar oportunidades permanentemente nos obliga a poner en duda los planes vigentes y plantear alternativas constantemente. En un contexto tan cambiante cuestionar o replantear algunas cosas puede resultar algo pesado. 

 

8. Conectores

Nos encanta plantear posibles colaboraciones entre marcas entre sí. Asumimos un maravilloso papel de “celestinas” y queremos poder ser nexo de unión entre futuros matrimonios. Somos unos convencidos de que las marcas juntas a veces pueden llegar más lejos. 

 

9. Eficientes 

Buscamos métodos de trabajo que nos hagan más ágiles y más cercanos. Sería imposible identificar, traducir y acompañar si no estamos pegados a las marcas.  Somos un equipo que aplica sistemas de trabajo marcados por la premisa de crecer juntos. 

 

10. Una buena compañía 

Nuestra promesa de marca,  verbalizada en “La compañía de las marcas canarias”, explica por qué creemos ser una buena “compañía”. Tenemos que estar cerca de las marcas para que su día a día nos permita seguir identificando, traduciendo y acompañando. Ese acompañamiento nos ofrece la oportunidad de profundizar en la “relación” y superar juntos la exigencia de unos resultados que justificarán nuestra relación en el futuro.